Poder de nadie

0
1
views
Share on Facebook
Tweet on Twitter

Se dice que en las situaciones de crisis el liderazgo marca la diferencia. Es cierto que las tragedias y golpes inesperados revelan bien la pasta de quienes nos gobiernan; todos los ojos se vuelven hacia el César. Sin embargo, muchas veces se los tiende a imaginar como si fueran individuos omnipotentes, decisores plenos que adoptan medidas acertadas/ equivocadas y que deciden nuestro destino. La creciente personalización de la política, tanto en los medios de comunicación como en la opinión pública, facilita que este imaginario sea muy popular.

Seguir leyendo

Source link