Los mayores de las residencias de Madrid podrán recibir tres visitas por semana

0
1
views
Share on Facebook
Tweet on Twitter

Nuevo protocolo de visitas en las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid. Los mayores podrán recibir desde este martes visitas de un familiar de una hora de duración hasta tres días por semana y los que estén vacunados, es decir, los que hayan recibido la segunda dosis de la vacuna hace 14 días, tendrán libertad de movimiento entre semana, el fin de semana e incluso de vacaciones. Lo avanzó el lunes el vicepresidente regional, Ignacio Aguado (Cs), en la firma del acuerdo de las condiciones para la contratación de plazas concertadas en las residencias de mayores de la región con los sindicatos y la patronal.

Según consta en el nuevo protocolo, se permiten las salidas a los residentes vacunados “sin limitaciones”, incluidas las salidas de fin de semana o vacaciones, si bien en estas últimas será necesario aportar una prueba diagnóstica de infección activa realizada previamente. Aquellos que no estén vacunados, solo podrán salir por un tiempo inferior como máximo una hora en los alrededores del centro, y no más de tres salidas a la semana. Según Aguado, el 96% de los usuarios de residencias están ya vacunados y el resto no lo está por causa de alguna alergia o algún brote en su centro, por lo que se ha decidido posponer la campaña de vacunación.

Podrán salir de vacaciones sin limitaciones, pero deberán aportar una PCR negativa realizada en las 72 horas previas o un test antigénico a la entrada al centro, que se repetirá a las 48 horas y, mientras se confirme el resultado, el residente permanecerá en aislamiento. El número de visitantes continúa siendo de una persona por residente, excepto en los casos que se precisen algún tipo de ayuda. Los residentes con deterioro cognitivo moderado-severo requieren interacción directa y contacto físico para establecer una comunicación significativa y esto debe ser priorizado. Además, se autoriza la entrada de nuevos residentes, siempre que presenten una PCR negativa realizada con 72 horas de antelación o un test de antígenos a su llegada al centro.

En el acto en el que se dio a conocer el protocolo, el consejero de Políticas Sociales, Javier Luengo, detalló el nuevo acuerdo marco sobre las residencias concertadas, en el que se revisan los precios que la Comunidad de Madrid paga por cada plaza de esos centros y se “anteponen los criterios de calidad a los económicos”. Aguado subrayó que se ha realizado una revisión de hasta el 37% con respecto al precio actual, que pasa de 54 a 74 euros al día, y se aumenta el ratio de personal, lo que supone la incorporación “de más de 450 nuevos profesionales”, un 7% más. También se creará una comisión de menús con nutricionistas y personal del centro, que revisarán la comida que se proporcione a los residentes para que sean “acordes a sus necesidades”.

También se prohíben las sujeciones forzosas, salvo para casos “excepcionales”, matizó Aguado, y se endurece el régimen sancionador y la capacidad de la Comunidad de Madrid a revisar los conciertos con las residencias “incumplidoras”. En este punto, Luengo subrayó que el Gobierno regional tendrá una “mayor capacidad de control” y una “modificación de los criterios de penalizaciones” para que los contratos de los centros que no cumplan unos estándares de calidad puedan ser “revertidos” o “sacados del sistema”.

El secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reíllo, ha destacado la importancia de la firma de este acuerdo que, de haberse impulsado con anterioridad, “se hubiesen salvado miles de personas” durante la pandemia. El secretario general de CC OO en Madrid, Jaime Cedrún, ha indicado que la crisis sanitaria de la covid-19 ha puesto de manifiesto el “fracaso” del modelo de residencias y ha asegurado que con este acuerdo se da un paso importante para mejorar las condiciones de residentes y trabajadores. Por su parte, la vicepresidenta de CEIM, Eva Serrano ha agradecido el trabajo de las residencias durante la pandemia y ha asegurado que se trata de “un acuerdo sin precedentes” entre los agentes sociales que adaptará las residencias con las necesidades actuales.

Source link