La larga marcha hacia los inmuebles verdes

0
4
views

Cuando la pandemia les obligó (y, en algunos casos, les continúa obligando) a pasar semanas seguidas en sus viviendas, los españoles miraron a su alrededor y, en muchos casos, lo que vieron no les gustó. Defectos que eran tolerables cuando la casa es prácticamente un lugar solo para dormir se convierten en insufribles cuando hay que vivir, comer, estudiar y trabajar un día tras otro entre cuatro paredes. “Creo que todos nos hemos dado cuenta en estos tiempos de pandemia que nuestras casas son incómodas. No tanto insalubres, pero incómodas”, señala Óscar del Río, director general de Knauf Insulation Iberia. Normal que, cuando al fin se suavizaron las restricciones, los que se lo pudieron permitir cambiaron lo que no les gustaba. “En julio, nuestra demanda fue un 50% superior a la del mismo mes del año pasado”, explica Isabel Alonso de Armas, directora de Alianzas Estratégicas de Habitissimo.

Seguir leyendo.

Source link