Comienza el juicio contra la ‘viuda negra’, la mujer acusada de matar a su marido a los 20 días de la boda

0
1
views
Share on Facebook
Tweet on Twitter

Una policía de paisano paseaba el 22 de agosto de 2018 por una zona de acantilados de Alicante. De repente, escuchó unos gritos que provenían de un aparcamiento cercano. Junto a una autocaravana, divisó a dos personas que atacaban a un hombre. La agente dio la voz de alarma, avisó a sus compañeros de servicio y corrió para socorrer a la víctima, aunque no pudo hacer nada por salvarla. Dos años después, los presuntos autores del crimen se sientan en el banquillo de la Audiencia Nacional. Son Concepción Martín, Conchi, la mujer que hacía 20 días se había casado con la víctima, y Francisco Pérez, su supuesto cómplice y cuidador. Ambos se enfrentan a 30 y 28 años de prisión por un delito de asesinato con las agravantes de ensañamiento, aprovechamiento de las circunstancias de lugar y tiempo y, en el caso de la mujer, la de parentesco.

Un jurado popular se encargará de dictar sentencia en este caso, que en algunos medios fue recogido como el de la viuda negra de Alicante. La Fiscalía se apoyará en el relato de la agente que sorprendió a los criminales in situ. Según esta testigo, Conchi y Francisco, ataviados con ropa negra de manga larga, pese al calor y la humedad de la noche de agosto frente al litoral alicantino, asaltaron a José Luis Alonso, un camionero jubilado de 69 años, nacido en Santander pero residente en Guardamar del Segura (Alicante), al que clavaron un objeto punzante más de 20 veces, señala el informe forense, en el pecho y el cuello. Hasta causar su muerte.

La investigación posterior determinó que Conchi había quedado con su reciente marido, con el que se había casado el día 4 de ese mismo mes, en la autocaravana, para celebrar una cena romántica. El lugar, un paraje costero junto a la playa de la Albufereta de Alicante. La fecha, un miércoles por la noche. José Luis no tuvo por qué sospechar nada. Pero su mujer llegó con Francisco, quien supuestamente la ayudaba a trasladarse en una silla de ruedas que la presunta asesina utilizaba intermitente. Según la Policía, fingía una paraplejia para cobrar una indemnización por accidente. Conchi ha llegado este lunes a la Audiencia por su propio pie.

La cita romántica se volvió letal. Ambos acusados atacaron a su víctima. Conchi sujetaba a su marido mientras Francisco empuñaba el arma. Lo cuenta la policía que divisó los hechos desde la carretera que une Alicante con la Albufereta, unos metros más arriba del aparcamiento. La reconstrucción de los hechos ordenada por el juez Manrique Tejada durante la instrucción demostró que la agente pudo ver con claridad lo sucedido. El testimonio cuadraba. El Fiscal, en su escrito de acusación, señaló que los dos presuntos asesinos “de forma consciente y voluntaria, le causaron [a la víctima] un dolor y un sufrimiento que en modo alguno eran necesarios para conseguir el fin último que perseguían de causarle la muerte”.

Cuando llegó la patrulla que detuvo a los sospechosos, Conchi deambulaba por el aparcamiento, en busca de su silla de ruedas. En el interrogatorio, contó a los agentes que los asesinos eran “unos negros” que andaban por allí. Tras ser encarcelada en la prisión de Villena (Alicante), como su cómplice, la supuesta asesina cambió su versión y aseguró que les habían atacado unos hombres de negro. Y más tarde, llegó a acusar al hijo de José Luis. Ninguna de las versiones es verosímil, a juicio del fiscal.

Este lunes está prevista la comparecencia ante el jurado de los dos presuntos asesinos. Mañana declarará la agente que los descubrió. Además de la petición de la Fiscalía, la acusación particular, que representa a los hijos de la víctima, pide 31 años de cárcel para ambos, por el delito de asesinato con las agravantes de alevosía, ensañamiento, uso de disfraz, abuso de superioridad y aprovechamiento de las circunstancias del lugar, tiempo o auxilio de otras personas. La decisión del jurado llegará, previsiblemente, a finales de semana.

Source link